jueves, 20 de noviembre de 2008

Pornografía infantil NO

Año 2002. Dos amigos me proponen viajar a Vietnam para colaborar con una organización que tiene en marcha en el sureste asiático proyectos relacionados con la infancia y el apadrinamiento.

Durante cuatro semanas recorremos barrios deprimidos de ciudades imperiales, visitamos pueblos en el campo y comunidades indígenas casi aisladas por el Ejército y las minas antipersona. Una guía nos acompaña. La comunicación es difícil pero entendemos que la ayuda llega y todo funciona.

Cuatro años después, una mañana cualquiera voy a una rueda de prensa. Presentan los resultados del programa Protect, que investiga casos de explotación sexual infantil en Camboya. Y ahí está entre los acusados. No dicen su nombre pero es él, el responsable de la ONG con la que fui a Vietnam. Han encontrado fotografías de menores en su ordenador.

Me bloqueo y empiezo a llorar a pesar de estar en mitad de la convocatoria de prensa. ¿Cómo es posible que el resto de la entidad no se diera cuenta? ¿Qué ha fallado?

Hoy digo más que nunca NO a la pornografía infantil y NO a los abusos y el turismo sexual infantil. Y celebro que haya iniciativas como Protégeles y Cibercentinelas, que nos invitan a denunciar estos casos.

***

Hace unas semanas, los blogs La Huella Digital y Vagón-Bar propusieron aprovechar que el 20 de noviembre se celebra el Día del Niño para decir NO a la pornografía infantil.

Unos 900 blogs de Europa y América Latina nos hemos sumado a la iniciativa y por eso hoy todos escribiremos palabras como 'angels', 'lolitas', 'boylover' y 'childlover', para que cuando un pederasta o un pedófilo haga su búsqueda en Internet se encuentre con todos nuestros escritos de repulsa.

5 comentarios:

Edu dijo...

Buff vaya historia, debió ser muy duro ver su cara entre los acusados!!

Hoy más que nunca, todos contra la explotación sexual infantil!

Una abraçada!

Silvia dijo...

Gracias, Edu. Sí que fue duro, sí, sobre todo porque detrás de su cara estaban las historias de los chavales...

Puede parecernos que la explotación sexual infantil es algo lejano, que no nos afecta, pero no es así. Todos debemos implicarnos, estar atentos y denunciar.

Una abraçada!

Nuria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nuria dijo...

Uff.. Silvia, vaya nudo en la graganta se me ha puesto después de leer tu relato.

Acabemos de una vez por todas con esta lacra, explotación sexual infantil NO!!!!

Bss mil.

Nuria

Ander Izagirre dijo...

Terrible, Silvia. La campaña es muy necesaria, me alegro del apoyo que ha tenido (a pesar de algunos críticos bastante mezquinos).