lunes, 29 de noviembre de 2010

En el ascensor

Subiendo al tercer piso de la Llar, coincido con Carlos:
- ¿Cómo estás? -le pregunto.
- Vivo.
Mi cara se convierte en algo así como 0_0.

Y continua: "No creas que ha sido tan fácil. A veces no nos damos cuenta de lo difícil que es".

Carlos vivió varios años en las calles de Barcelona. Desde hace dos tiene un hogar.

2 comentarios:

[La Otra Agenda] dijo...

Ufff... dura respuesta, de esas que a mí me dejarían sin palabras por unos minutos.
Buena reflexión :-) gracias por compartirla.

Silvia dijo...

Imagínate... en ese momento los dos pisos que quedaban para llegar se me hicieron larguísimos y sólo alcancé a cambiar de tema...
Gracias a ti!