sábado, 11 de octubre de 2008

Des-movilizada

Hace diez días que estoy sin teléfono móvil. Me lo dejé olvidado en Madrid y a principios de semana una amiga me lo mandó por correo. En todos estos días, me he dado cuenta de que...
· me entero igual de las cosas importantes

· tengo amigos que, cuando no cojo el teléfono, se preocupan por mí (aunque, la verdad, otros se cagan en mí..)

· algunas amigas me quieren tanto que, aunque saben que no llevo el móvil, me llaman igual ;)

· todavía recuerdo teléfonos de la infancia... pero no sé el de mi casa!

· las madres de mis amigas son el mejor listín telefónico y una de las mejores fuentes de información

· la red de cabinas telefónicas todavía funciona pero cada vez es más difícil encontrar un teléfono en la calle

· lo que más echo de menos de mi móvil es el despertador

· correos está fatal!!!!!

2 comentarios:

NeydaC dijo...

Nenaaaaaaaaa...me parto con tu post. Si es que tienes toda la razón. Seguro que fueron unos días de desintoxicación.

Bsotes y nos vemos en noviembre (que te quedas en mi casa, eh!)

Silvia dijo...

Todavía son días de desintoxicación! Aún no me llegó! Creo que al cartero le gustó la goma de pollo para que el cargador no se divida en dos y se ha quedado la máquina!

Besitos!