miércoles, 15 de octubre de 2008

Perspectivas de la pobreza

Sábado por la mañana. Una de las entradas al metro da a un puente en el que duermen varias personas. Voy hablando con Jhony, Antonio y Abraham, de 7 a 9 años, cuando de repente se paran en seco y dicen:

- Miiiiira Silvia, ese señor duerme en la calle! ¿Por qué no tiene casa? ¿Nadie le ayuda?

Hago un esfuerzo, cierro la boca que se me abrió del asombro y les explico que hay gente que por un motivo u otro no tiene suficiente dinero para vivir en una casa, que ese señor no encuentra trabajo y que a veces quien debería ayudarle no lo hace de manera suficiente.

Al mismo tiempo, la cabeza me va a mil pensando que ellos tampoco tienen un sitio digno para vivir porque las caravanas acumuladas en las naves industriales del barrio no son un buen lugar para nadie. Pero parece que ellos lo ven de otra manera.

La persona que está en la calle, la familia que malvive en una caravana, la vecina de arriba que vive sola y que con 89 años casi no sale de casa, nosotros, la ONG que atiende a personas en riesgo de exclusión, el experto que busca la estadística, los datos del Gobierno... perspectivas muy diferentes con un denominador común: la pobreza.

PD. Hoy es el Blog Action Day. Participa!

3 comentarios:

[La Otra Agenda] dijo...

Diferentes perspectivas y una misma solución.
Estupendo post, estupendo blog... al que llegué hace poco. Gracias por tu trabajo.
David

Anónimo dijo...

Si y esto es una realidad, la de gente que vive miserablemente por un sistema incompetente para permitir un buena vida a todas las personas de este mundo, espero que algun dia se tomen medidas de verdad y todos tengamos gusto lo necesario para vivir. saludos elsa

Silvia dijo...

Tenéis razón, David y Elsa, la solución es una. Los caminos para llegar a ella son variados pero parece que dan miedo a los que gobiernan y, a veces, también a la gente de a pie. Quizás esto último es lo más preocupante porque, con miedo, no nos movilizamos contra la pobreza.

Gracias a los dos!